#sufrocomoChucho

“Some men like cheese, hot temperate cheese…”

Mes: febrero, 2014

Arañas, paranoias y las aventuras de Gabriel Medina

Esta reseña fue publicada originalmente en el periódico interno del 12º Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de MéxicoMacabro 2013.

La_arana_vampiro-126981515-large

Conocí al realizador argentino Gabriel Medina durante el último FICCO, en 2009. Antes siquiera de haber visto su película en competencia, circulaban entre el staff del festival comentarios acerca del tremendo parecido (tanto físico como en comportamiento) del personaje interpretado por Daniel Hendler con la desfachatez despeinada del propio director. Gabriel Medina y Luciano Gauna, creador y personaje, se ven agobiados ante la noticia de que alguien se robó sus retraídas personalidades y sus respectivos nombres para introducirlos a una ficción de la cual no pidieron formar parte. En efecto, la transformación del gran Daniel Hendler en aquella aleación de Luciano y Gabriel es indispensable/inolvidable, tanto como la apabullante interpretación de Martín Piroyansky en La Araña Vampiro, la nueva aventura de Gabriel Medina. Este nuevo personaje es capaz de hacernos olvidar al Martín Piroyansky jocoso, adorable y un poco friki que nos hemos topado en varias películas argentinas contemporáneas, así como en su momento el Hendler de Los Paranoicos dejó de ser aquel galanazo seductor y arrogante sobre el cual el actor había construido su carrera para transformarse en una porción de hombre, paranoico, nervioso y sudoroso. Y es que si debiera escoger un elemento a mencionar de entre todas las características que hacen de Gabriel Medina uno de los grandes cineastas de su generación, es la capacidad de romper con las expectativas actorales que se tienen hacia sus elecciones de casting: tomar un actor reconocido y empujarlo a sus límites interpretativos, regalándole el papel de toda una vida.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Fantasmas en terapia

Esta reseña fue publicada originalmente en el periódico interno del 11º Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de México, Macabro 2012.

static1.squarespace

“Si tan sólo la vida fuera como un musical de H.P. Mendoza…” añoraba un crítico de cine al hablar de Fruit Fly, ópera prima de este director de ascendencia filipina (proyectada en el Festival Mix México en 2010) y teniendo como antecedente su guión, música y letras para Colma: The Musical, dirigida por Richard Wong. A muchos sorprende, con semejante filmografía (alguna vez alguien dijo que los musicales de Mendoza eran “demasiado asiáticos para los gays y demasiado gays para los asiáticos…”) que el nuevo proyecto de este hacendoso cineasta sea un experimento (como él lo llama) que responde más al terror y al minimalismo que a sus coloridas obras anteriores. Sin embargo, considero que el trayecto de Colma a I am a ghost no es tan confuso como parece: ya desde aquel primer musical, Mendoza atacaba con descaro a la muerte y su lúdico contacto con el mundo de los vivos, que a veces parecieran más muertos que los que ya están enterrados. Colma es un pequeño suburbio de San Francisco (actual hogar de Mendoza y escenario de Fruit Fly y también de I am a ghost, aunque no se especifica) en el que los muertos superan a los vivos en número, debido a su alarmante número de cementerios. En este limbo, a la sombra de la metrópoli, el musical de Mendoza y Wong narraba el deambular de tres jóvenes que no sabían hacia dónde seguir con sus vidas, casi en estado zombie, perdidos en el aburrimiento de una ciudad dormida. No hay gran diferencia entre ese planteamiento y la rutina catatónica que encierra a Emily en la casa donde fue asesinada varios años atrás en I am a ghost. El puente que las conecta es Fruit Fly, en donde pudimos ser testigos de la devoción que siente Mendoza por la mujer asiática y su vulnerable belleza. En sus musicales, su musa era L.A. Renigen y en su incursión al terror se apoya en la titánica presencia de Anna Ishida, a quien le da la tarea de sostener la película entera, siempre acompañada de la hipnótica voz de Jeannie Barroga.

Leer el resto de esta entrada »