#sufrocomoChucho

“Some men like cheese, hot temperate cheese…”

Mes: enero, 2013

De la espiral de decadencia, severa depresión, pérdida de dignidad y eventual redención de Adam Sandler

Seré breve.

Adam Sandler y Jim Carrey son dos personas a las que les puedo perdonar prácticamente cualquier ofensa cinematográfica que se les ocurra. Por ejemplo, ni siquiera me había enterado que Little Nicky era una mala película sino hasta muchos años después. Cuando tenía 10 años parecía la mejor película del mundo. Me pasó lo mismo con Godzilla, pero eso se los cuento después.

Digamos que, tras años de estudio y análisis, la filmografía de Adam Sandler puede dividirse en las siguientes categorías:

  • Ingenuidades inofensivas y bobísimas con obligado humor escatológico o vulgar que, sin embargo, siempre se redimen con algún elemento esperanzador/tierno/emotivo al final. Por ejemplo, las clásicas Happy Gilmore, Billy Madison, The Waterboy o Big Daddy.

happy-gilmore

  • Conceptos aparentemente complicados que terminan sin alcanzar las expectativas planteadas por su probablemente ‘interesante’ premisa y recurren al tipo de humor más simple y/o vulgar para ser rescatadas. Por ejemplo, You don’t mess with the Zohan, The Longest Yard o Anger Management.

zohan_licencia_para_peinar_2008_12

  • Comedias románticas diseñadas para que el novio/pretendiente pueda llevar a su chica y ambos queden satisfechos por las dosis equilibradas de humor escatológico/vulgar y cursilería barata pero efectiva con resultados más o menos dignos, mínimo más dignos que otras áreas del humor Sandleriano. Por ejemplo, 50 First Dates y la ahora clásica The Wedding Singer.

tumblr_lmlp042PqC1qfl19wo1_500

  • Vagos intentos por alcanzar la seriedad agridulce/dramática de otros rivales del género como Jim Carrey que, sin embargo, resultan catastróficamente forzadas. Por ejemplo, Spanglish, Click (que en realidad cabe en todas las clasificaciones) y hasta Reign Over Me.

spanglish

  • Intentos logradísimos de introspección amarga gracias a la guía de un gran director que sabe cómo controlar las habilidades y debilidades del susodicho. Básicamente Punch-Drunk Love de PTA, Funny People de Apatow y párale de contar.

punch-drunk_love-05

  • Aquellas que resultan tan ofensivas, grotescas, innecesarias, ilógicas, deprimentes, degradantes, imbéciles, intolerantes, humillantes y aburridas que no merecen el mínimo esfuerzo que les imprime Sandler. Hasta este momento sólo contábamos con el tristísimo ejemplo de la película más homofóbica de la Historia del Cine, I now pronounce you Chuck & Larry pero todo parece indicar que Sandler busca superarse esta década, y el año pasado lo logró… y bien logrado.

inowpronounce

¿No me creen?

Queda con ustedes… That’s My Boy.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

De promesas sin cumplir, perros arrepentidos y el fin del mundo

Seré breve.

Creo que ya le estoy empezando a agarrar la onda a Lorene Scafaria. Después de su perfectísimo supremo genial debut como guionista en Nick and Norah’s Infinite Playlist (la que siempre consideraré una de las películas más underrated que existen), busca dominar una línea temática/narrativa/atmosférica bastante clara con su segundo guión y ópera prima, Seeking a friend for the end of the world: dos personajes con el espíritu deshecho que se encuentran, comparten su dolor, escuchan buena música y se embarcan en un viaje en busca de algo que aparenta ser importante pero termina siendo invisible y siempre en contra del reloj ante algo inminente que los acecha.

z2rK9aU6rb4vYVkG5vdwCuUlWJc

¿No me creen? Chequen:

Just saying

El problema es que todo parece indicar que a Scafaria le urge un buen punto de partida, una guía qué seguir, para poder estructurar una buena historia. En Nick and Norah contaba con un libro curiosamente escrito, efectivo, sencillo y que ya le daba todas las herramientas para no perderse en el camino, mientras que en Seeking a friend la pobre se hace bolas en sí misma y escribe unas tres películas en una sola, con cambios de tono tremendos y molestísimos, y una promesa constante de que la película se va a poner mejor, en serio, se va a poner buenísima… se los juro, va a ser una obra de arte… ah, no, esperen: ya se acabó. Gracias por participar.

AppleMark

La neta es que no es tan complicado apuntar hacia los puntos exactos en que la película no termina de funcionar. Y creo que eso hace que nos duelan más esas películas no-tan-buenas que prometían mucho: el saber exactamente qué salió mal.

Leer el resto de esta entrada »

Cosas que no caben en un tuit: Helena Bonham-Carter es una cabrona.

La prueba de lo GRANDE que es Helena Bonham-Carter no está en sus interpretaciones nominadas al Oscar, ni en sus numerosas participaciones en las películas de su marido Tim Burton, ni siquiera en sus repetitivos ¿gloriosos? usuales personajes quirky/desquiciados en otras tantas películas a lo largo de más de dos décadas, sino en una sola secuencia de Harry Potter and the Deathly Hallows – Part 2: Harry, Hermione y Ron infiltrándose en el banco Gringotts para encontrar uno de los Horcruxes de Voldemort en la bóveda de Bellatrix Lestrange.

Ídola.

Dejen me explico:

Leer el resto de esta entrada »

Cosas por las cuales espantarse: Dicen que Gangster Squad está chafa.

¡ZAZ!

Después de un par de años esperando qué haría Ruben Fleischer después de su perfecto gran debut, Zombieland, llegó 30 minutes or less y por una u otra razón, no pude verla. Casi no escuché nada de ella, ni bueno ni malo, así que supongo que me va a encantar cuando por fin la vea. Así funciona mi cabeza, déjenla.

Image

La película que realmente esperaba ver si lograba consagrar o no a Fleischer era Gangster Squad, una película que -al menos en los blogs y páginas que frecuento- también era esperada con ansias por varias personas más. ¡Vamos! El elenco es para morirse: Ryan Gosling podría detener mi lista aquí, lo sé Sean Penn, Josh Brolin, Emma Stone, Anthony Mackie, Giovanni Ribisi y dos de los actores que más me emociona ver en cualquier película y que simplemente no los veo lo suficiente: TROY GARITY (así, con puras mayúsculas) y MICHAEL PEÑA. Todos en una película de gángsters. 

Y la foto es de Dion Beebe.

¿Qué podría salir mal?

Gangster Squad (2013)

Mucho, aparentemente. Empezando porque a los pobrecitos se les atravesó la masacre de Aurora, CO durante la premiere de The Dark Knight Rises y tuvieron que mover su fecha de estreno para volver a filmar una escena en la que había una balacera dentro de un cine. Ay, esos gringos. 

Y pues nada, que con honda tristeza les informo que acabo de leer la primera reseña MUY negativa de Gangster Squad.

Si les interesa leerla, aquí está.

Leer el resto de esta entrada »

Actores: esos seres tan extraños [Parte 1 de varias]

Siempre abundarán todas esas entrevistillas en que equis actor supremo (o que se siente supremo) se echará el choro (a veces ensayadísimo) acerca de todo el trabajo intelectual, emocional, físico, reflexivo detrás de tal o cual interpretación. A algunos les creo, a muchos no. Aún así, me gusta ver esas entrevistas, más que leerlas, porque si algo soy, antes de cinéfilo o cineasta aspirante, es admirador de los actores. Mucha carrilla me he llevado a partir de mi publicitado amor hacia ellos, y no sé qué tanto tenga qué ver con que el 80% de mis amigos son actores, pero a mí no me da pena aceptarlo.

El punto es el siguiente: el otro día me encontré con las Newsweek Oscar Roundtables y me hice fan inmediato. Dos reporteros de Newsweek juntan a varios actores relevantes de dicha temporada de premios (ya me regañaron por decirle awards season) y los entrevistan un tanto más ‘profundamente’ que en otras ocasiones. Son distintas a otras entrevistas porque el contexto de ser 5, 6 o 7 o más actores entre novatos, estrellas jóvenes o veteranos respetados, en una misma mesa, sin tanta restricción de glamour o protocolos publicitarios, le da un toque especial de tertulia que resulta, en muchos casos, fascinante; y en algunos, arrogante y nefastín.

Newsweek Oscar Roundtable

Obviamente, en estas charlas uno se puede topar con decenas de actores discutiendo su proceso creativo para llegar a un personaje complejísimo y complicadísimo del que les costó trabajo escapar y bla, bla, bla, BLA. Insisto, algunas respuestas son una fascinante ventana hacia el trabajo actoral y otras simplemente son… bla.

¿La mejor?

Leer el resto de esta entrada »

La nominación al Oscar que estoy esperando con ansias locas

¿Se acuerdan de PES? ¡Pues volvió! ¡En forma de fichas! Bueno, realmente dudo que alguna vez se haya ido pero yo le perdí la pista hace un tiempo y hace rato leí una noticia que me hizo muy feliz: uno de sus cortometrajes está short-listeado para conseguir una nominación como Mejor Cortometraje Animado en unas horas que se anuncien los candidatos al Oscar 2012/2013.

pes

Para quienes asistimos a la proyección de cortometrajes animados seleccionados por Heinz Hermanns en el FICCO 2009, conocemos a PES como el responsable de aquel brevísimo delirio llamado Roof Sex que, por supuesto, no podía dejar de compartir:

Roof Sex (2002)

PES se me figura que es a Jan Svankmajer lo que Don Hertzfeldt es a Bill Plympton. Niéguenmelo.

Leer el resto de esta entrada »

De decepciones en 8-bits

En mi afán por ponerme al corriente con todas las películas que no alcancé a ver el año pasado, vi Wreck-it Ralph en las peores condiciones posibles: grabada directo del cine, online. Pero creo que eso ayudó a que la viera más objetivamente, despojándola de toda la farumalla geek que la rodea para distraernos de la triste verdad: es un terrible bait & switch. Lo que se nos prometía en el tráiler que tantas veces vimos y en los pósters y demás material promocional, literalmente se trata de los primeros 26 minutos con 26 segundos de película. 26:26, el número de la bestia. Casi todo el tráiler proviene de esos primeros minutos en que permanecemos con la boca abierta ante la aparente apertura de Disney hacia el mundo gamer. ¡Hasta parece que se lo están tomando en serio! Pero no. Desde el primer momento en que Ralph llega a Sugar Rush, la película se convierte en lo que siempre fue: otra animación de Disney, como las que nos llevan recetando desde hace años. Más azucarada que Sugar Rush, tan boba, simple, moralina y anecdótica como se esperaría de ellos. Triste y decepcionante después de esos ABSOLUTAMENTE GLORIOSOS (así, con mayúsculas y en negritas) primeros 26 minutos que prometían la mejor animación del año: seria, amargada, caminando hacia el optimismo verosímil y aterrizado, un poco ácida y muy pop. Pero nada de eso se cumplió. Es como si se les hubiera olvidado todo el concepto original.

Todo lo que vale la pena de la película está en este tráiler. No hay más.

Es una lástima porque, si hay algo que rescatar del resto de la película, es la interpretación de la idolaza Sarah Silverman como ‘Vanellope’ – adorable sin ser annoying, intensa, simpática y explosiva, un fuego artificial vocal. Me sorprende que además posea la sensibilidad suficiente como para darle en el clavo a las escenas más ‘fuertes’, cosa que no me esperaba de ella. Digo, la adoro, pero no creí que fuera capaz.

0c8216a8c0586ce6c68891a5cd79b909-1

Y pues ya, no queda mucho más qué decir. La película, como película, no es tan mala y eso es bueno, pero no es buena, y eso es malo. Supongo que si la vuelvo a ver, con mejor calidad y de mejor humor, me la pasaré muy bien viéndola. Porque de hecho me gustó, está simpática. El problema es la decepción apabullante que te pega en la jeta después de los primeros minutos tan prometedores. Y tal vez haberla visto inmediatamente después de ParaNorman fue una equivocación.

qbert

Lo siento, pero no, Wreck-it Ralph no es una de las mejores animaciones del año. Es una película entretenida pero olvidable.

Agárrense porque la secuela va a ser en el ciberespacio.

Leer el resto de esta entrada »

De zombies, brujas bulleadas y gay jocks

–I’ll make you suffer!

–Why?

–Because…because…

–Because you want everyone to hurt just as much as you are! […]

–They hurt me!

–So you hurt them back?

–I wanted everyone to see how rotten they were!

–You’re just like them, Agatha!

–No, I’m not!

Aún circulando alrededor del mentadísimo tema del bullying (que ya saben que me molesta que sea un tema ‘relevante’ hoy y no hace 15 años cuando muchos necesitábamos que lo fuera), la verdad es que uno de los aspectos más fuertes de ParaNorman es ser capaz de concentrarse en construir personajes redondísimos, situaciones claras y emocionantes, y dejar que floten por sí solas las lecciones de vida que se puedan colar en los espectadores más pequeños. En pocas palabras, no anda tirando netas por ahí, no es preachy ni didáctica. Lo aleccionador que envuelve el tercer acto es parte de la resolución del conflicto entre dos complejos personajes que encuentran sus similitudes en el dolor y no en lo superficial: al compartir su soledad, la película concluye sus cabos sueltos y todos viven felices para siempre intentarán reconstruir aquello que habían quebrado.

488cb1874220ab7ee8947204b5b7

Los tiempos cambian y Laika lo sabe. El estudio detrás de Coraline ParaNorman no busca meterse en las exploraciones épicas acerca de lo más recóndito del espíritu humano, como Pixar, o en el nicho de la comedia boba como el 80% de DreamWorks ni en las épicas high-concept como el otro 20% de DreamWorks (podría encontrarse que ParaNorman explora personajes similares a los de How To Train Your Dragon pero eso tomaría más espacio), sino que ha encontrado su zona de confort en historias centradas en un personaje complicado e imperfecto tratando de entender aquello que lo rodea. Nada más. Lo que sucede alrededor, la misión que debe completar entre el segundo y tercer acto, eso es lo de menos. Les queda divertido, pero lo importante es el arco dramático de Coraline o Norman. ¡Vamos! No es nada gratuito que sus dos películas se llamen como sus protagonistas.

Image

A continuación, mucho pinche spoiler…

Leer el resto de esta entrada »

Me encanta lo feliz que es Joseph Gordon-Levitt oyendo su nombre en los Globos de Oro

Joseph Gordon Love-it y Ryan Gosling encabezan esta nueva recientemente popular generación de actores extremadamente talentosos, que escogen proyectos interesantes para aprovechar su popularidad, suficientemente guapos para llevar mujeres a la taquilla y suficientemente not threatening para que los hombres los admiren, y que aparte de todo como si no fuera suficiente son personas über-simpáticas, adorables y accesibles. Good guys, pues.

jggg

Aunque JGL nos ha entregado incontables actuaciones memorables (Mysterious Skin, duh) no fue sino hasta el éxito de (500) Days of Summer que logró romper la barrera del culto al mainstream y disfrutó de un año de Oscar buzz y nominaciones. Incluyendo su primera mención en los Globos de Oro.

Ahora, yo no estaba tan acostumbrado a ver a JGL en ceremonias de premios cuando a principios de 2010 apareció en los Globos, pero definitivamente creo que él tampoco está tan acostumbrado a que le aplaudan, o al menos le da cosita y se pone muy, muy adorable nervioso.

No le di importancia hasta que, en 2012, fue nominado de nuevo, esta vez por la genialísima 50/50 (debió ganar, aunque Jean Dujardin fue imparable el año pasado), y cuál no sería mi sorpresa al toparme con que el hombre sigue emocionándose igual al escuchar su nombre. Y parece que la gente lo quiere mucho.

Qué fregón.

Pues aquí la prueba…

Leer el resto de esta entrada »

De tangas y crisis económica mundial

Ver bailar a Channing Tatum siempre es un placer, ¿qué gana uno con negarlo?

Step Up (2006)

Yo siempre lo he defendido mucho. Independientemente del charm de leading man al que no puede dejar de recurrir a través de hitazos como The Vow o la misma Step Up, la verdad es que -al menos para mí- Tatum es como una fuerza de la naturaleza, como un huracán o una bestia que, dirigida controlada de la forma correcta, puede alcanzar registros envidiables.

A Guide to Recognizing Your Saints (2006)

Pero, ¿cómo se defiende lo indefendible? En los últimos años, Tatum tuvo una racha de fracasos con la crítica que amenazaban la inercia que había tomado su carrera y después una serie de éxitos taquilleros que, aún así, lo alejan de la posición de respeto actoral que se merece. Ni sus intensísimas interpretaciones en Fighting (de Dito Montiel, quien lo dirigió en A Guide to Recognizing Your Saints unos años atrás, permitiéndole ser nominado al Independent Spirit Award en 2007) o en Stop-Loss (Kimberly Peirce, 2008) ayudaron a que ambas películas pasaran lejos del reconocimiento que debió haber tenido por ellas.

channing-tatum-stop-loss-ct25

Ahora, con éxitos tamaño The Vow o la genialísima 21 Jump Street, Tatum se encamina a ser importante en la taquilla y en el inconsciente colectivo pero, ¿y el respeto? Googleando críticas para incluso las películas más exitosas de su filmografía, uno se topa con un consenso que dicta que, para muchos, Tatum es sólo una cara bonita (y cuadrada) que masculla los diálogos frunciendo el ceño, confundiendo rudeza con intensidad.

¡Falso! Al hombre hay que encaminarlo en la dirección correcta y puede hacer grandes cosas. De veras, vuelvan a ver Stop-Loss y díganme cómo puede no ser un cabrón alguien que se le pone al tú por tú a Joseph Gordon-Levitt. Tatum puede llegar a ser el Tom Hardy de este lado del charco, sólo necesita hacer lo que hizo el mismo Hardy: elegir con cuidado cada proyecto. Hardy tiene Inception, Warrior, Bronson y The Dark Knight Rises y, por ahora, un solo tropiezo tamaño This is War, mientras que la ecuación se invierte con Tatum, y por cada A Guide to Recognizing Your Saints hay varias She’s the Man, o The Dilemma y hasta ¡2! G.I. Joe – ni cómo ayudarlo.

¿Alguien sabe qué pasó con The Eagle?

Pero bueno, volviendo al punto – ¿En dónde cabe Magic Mike dentro de todo este ocioso detallado análisis de la filmografía del señor Tatum?

MAGIC_MIKE_201

Leer el resto de esta entrada »