Cosas por las cuales emocionarse: Carrie

No me considero fanático de la pésima obsesión que tiene Hollywood con recurrir a lo que ya funcionó para intentar que el rayo pegue dos veces en el mismo lugar. Remakes, secuelas y (lo peor) reboots, todos parecen ser vocabulario común y cotidiano del cine gringo contemporáneo. Hay incluso momentos de pobreza ética tan deplorables como la distribuidora gringa que compró [rec] con la firme intención de JAMÁS estrenarla en Estados Unidos y así sacar al año siguiente su remake, Quarantine, sin competencia ni referencia alguna. Llegó el remake de La Casa Muda y ahí vienen los de Los Cronocrímenes y Somos lo que hay, lo cuál al menos nos dice que en Hollywood sí ven cine hispanoamericano. Pero, ¿qué pasa cuando un remake sí funciona? ¿Y si funciona maravillosamente? ¿Y si casi-casi se pelea a gusto con la original y uno no sabe qué decir ni qué pensar? Por cada Psycho de Van Sant hay un Dawn of the Dead de Snyder. ¿Cómo decirles que no? Por eso últimamente me fijo más en lo que hay detrás de las películas y no tanto en si realmente es necesario hacer un reboot de Batman después de que Nolan hiciera dos tres películas insuperables y a pesar de que ya existan 7 películas del mismo personaje con 3 directores diferentes y 4 actores distintos en el mismo papel… vamos, si el reboot de Batman va a ser dirigido por Aronofsky, ¿cómo carajos me negaré a verlo aún teniendo fresco el recuerdo de Tom Hardy como Bane? Todo esto lo escribo antes de ver The Dark Knight Rises pero qué carajos.

Y es así como llega a nosotros el remake de Carrie. El tercer remake de Carrie, para ser exactos, después de un straight-to-video del que gracias a Dios IMDb no tiene mucho qué decir y de la TV Movie protagonizada por el ícono del terror Angela Bettis (véase May con urgencia), el cual tiene también el detallazo de contar con otro ícono del terror, Jodelle Ferland #ídola como Carrie White de niña. Ah, olvidaba la secuela de 1999 pero equis. En resumen, nada lo suficientemente mainstream como para hacer ruido más allá de la trinchera del horror straight-to-video. Hasta ahora.

(En algún momento debo recordarles que la Carrie original de Brian DePalma tuvo 2 nominaciones al Oscar, una para Sissy Spacek y otra para Piper Laurie no confundir con Piper Perabo, pero en realidad no sé en qué momento mencionarlo)

A continuación, varias razones por las cuáles este remake me emociona:

Leer el resto de esta entrada »