Deberías estar viendo películas en el Festival Mix.

Recomendar películas puede ser un arma peligrosa. Puedes generar la expectativa suficiente como para que alguien vaya a ver una película que normalmente no vería y salga con un nuevo crush cinematográfico que compartir contigo (me ha pasado), o puedes dar ese último empujón que alguien curioso de ver equis cinta necesitaba para animarse a experimentarla (me ha pasado), pero también puedes inflar una película a tal grado que lances a las multitudes a las salas, deseosos de vivir la aventura de sus vidas (así se las describiste) y que al salir se dirijan a ti para expresar lo decepcionante que fue su odisea. Arruinar una película, pues. También me ha pasado. Varias veces. Cagarla.

Pero recomendar las películas de un festival/muestra/foro requiere de cierto grado de urgencia e insistencia que no necesita el recomendarle a alguien Prometeo. Después de todo, Prometeo va a seguir ahí durante 2 o 3 meses. Luego saldrá en Blu-ray y permanecerá en las tiendas durante años. Una película en un festival puede que jamás vuelva a verse en un cine mexicano, que nunca salga en DVD nacional o que ni siquiera pueda encontrarse en Internet. Todo esto ocasiona que recomendarle a alguien una película, en una ventana de oportunidad de 2 a 3 semanas, 2 o 3 funciones en 2 o 3 sedes distintas, se convierta en una misión de reclutamiento digna del ejercito mormón… lo que me recuerda que en el Festival Mix de este año hay una película sobre mormones enamorados. Y hablando del Festival Mix…

8 PELÍCULAS QUE DEBERÍAS CORRER A VER AL MIX 2012

1.- TODO EL MUNDO TIENE A ALGUIEN MENOS YO, Raúl Fuentes (México 2012)

Aquí es donde se pone complicado no generar una expectativa exagerada. Creo que la clave está en ser lo más objetivo posible y no caer en catarsis personales, simplemente exponer las razones por las que una película es absolutamente indispensable para el cinéfilo promedio: por su extraordinaria fotografía, por sus encuadres que quitan el aliento, por sus personajes perfectamente dibujados, por sus gloriosas actrices, por varias secuencias que pasarán a la historia inmediata como inolvidables, por diálogos que dan para mil tuits, por un soundtrack que pocas películas mexicanas se atreven a tener, por una visión clarísima de un director al que espero nunca perder de vista. No sé, porque es una de las películas más interesantes de los últimos años, porque aunque no te guste hay algo que se queda contigo y no te suelta, porque objetivamente está muy bien filmada, porque es divertidísimo hablar de ella con los amigos después de verla. Y si se me permite ser subjetivo y vulgar, porque es una reverenda chingonería. En resumen: porque para amarla hay que verla y para odiarla hay que verla dos veces, nomás para estar seguros. Y porque el lipstick sólo se comparte entre gente inteligente.

Última función: viernes 29 de junio / 8:00 PM / Cine Lido

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios